17 noviembre 2017

LAS PERSONAS QUE VIVEN CON VIH TIENEN SU DERECHO A SU SALUD



MI SALUD, MI DERECHO como sabemos es la Campaña 2017 de ONUSIDA a nivel mundial.
Esto incluye el derecho de todos, también de las personas que viven con el VIH o afectadas por este, a acceder a la prevención y el tratamiento de sus enfermedades, a tomar decisiones sobre su propia salud y a que se los trate con respeto y dignidad y no se los discrimine.
Cátedra de la Paz de la Universidad de Los Andes venimos acompañando desde 1995 a la Liga Merideña de Lucha contra el SIDA, espacio de articulación de las diversas organizaciones no gubernamentales con servicios en VIH en el Estado Mérida; además apoyamos la gestión de ASOVIDA (Asociación por la Vida) primera ongs conformada por las personas con VIH/Sida desde 1999, entre otras.
Mayor información: previniendocontigo@gmail.com

Foto: Onusida

 

15 noviembre 2017

NOS UNIMOS A LA CAMPAÑA MI SALUD, MI DERECHO



Cátedra de la Paz y Derechos Humanos Mons. Oscar A. Romero comenzamos a difundir la Campaña 2017 de ONUSIDA bajo el lema MI SALUD, MI DERECHO.
Se parte que el derecho a la salud es el derecho de todos a disfrutar de una salud mental y física de acuerdo unos estándares lo más altos posibles, tal y como se recoge en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966. 
Nos comprometemos: a seguir apoyando las iniciativas por la Salud, en especial, la Salud Sexul y Reproductiva de los y las Adolescentes y Jóvenes que estamos atendiendo desde nuestros programas y proyectos como Educadores Juveniles, Previniendo Contigo, Prevenblogs Juveniles, Red Juvenil de Cultura de Paz y VIHSida así como la labor de nuestros Voluntarios/as de Paz en 11 Estados de Venezuela.
Para Mayor información: previniendocontigo@gmail.com

Foto: Onusida


20 octubre 2017

RECOMENDACIONES SEGÚN INFORME “PELIGRO TRÍPLE” DE ACCSI E ICASO.



Las recomendaciones presentadas en el Informe Resurgimiento de epidemias, un sistema fallido de salud pública y la indiferencia global sobre la crisis en Venezuela (ACCSI e ICASO, 2017) están resumidas a continuación:

PRIMER MOMENTO: El Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la  Malaria fue creado como una ‘reserva para la guerra’ para enfrentar las tres enfermedades. Es necesario que el liderazgo de la Junta Directiva utilice ese espíritu de lucha con el fin de enfrentar la crisis en crecimiento de VIH, tuberculosis y malaria en Venezuela.

Específicamente, la Junta Directiva debería dar instrucciones inmediatas a la Secretaría para que realice las siguientes acciones en los próximos tres a seis meses:

•Convocar una reunión con todos los aliados relevantes de la ONU y ONG para elaborar una respuesta regional integral que dirija ayuda humanitaria a organizaciones que trabajan en el país incluyendo OPS, ONUSIDA, ONG y organizaciones con base en la fe que tengan experiencia comprobada y acceso a las personas con más necesidades.
•Reprogramar los fondos no gastados en subvenciones regionales de la sociedad civil para apoyar a las ONG venezolanas para que ayuden y continúen monitoreando e informando sobre la situación.
•Pedirá los Gerentes de Portafolio del Fondoque trabajan en países vecinos que evalúen el impacto actual del colapso del sistema de salud venezolano en países vecinos y reprogramen fondos para atender las necesidades urgentes en las fronteras particularmente en relación a la malaria, pero también para el VIH y tuberculosis.
•Convocar y apoyar a ONG venezolanas para que elaboren una solicitud de financiamiento que pueda generar un alivio inmediato, y monitorear e informar sobre desabastecimiento mediante el uso del mecanismo de subvención multi-país.

SEGUNDO MOMENTO: A largo plazo (18-24 meses) la Junta Directiva del Fondo Mundial debería:
·        Usar el caso de Venezuela para revisar y simplificar los criterios de elegibilidad para alinearlos mejor con la Estrategia del Fondo Mundial, que se enfoca en combatir las tres enfermedades en “poblaciones clave y vulnerables afectadas desproporcionadamente por las tres enfermedades.”
·        Revisar los criterios utilizados para determinar qué países tienen acceso al fondo de emergencia para asegurar en aquellos países con circunstancias similares a Venezuela puedan cumplir con los criterios de elegibilidad.
·        Establecer un proceso de apelación para países y componentes de enfermedad no elegibles.
TERCER MOMENTO: Acciones requeridas por otras organizaciones:
•UNICEF  y  otras  organizaciones  que  trabajan  con  mujeres  embarazadas  y  niños deberían  suministrar  inmediatamente  fórmulas   lácteas a  mujeres  embarazadas  que viven con VIH y madres de niños con VIH y expuestos al VIH.
•ONUSIDA debe convocar a todos los entes relevantes incluyendo organizaciones internacionales y regionales de la sociedad civil, sociedad civil venezolana, ONG y  aliados  del  sector  privado  para que  elaboren  un  plan  de  acción  práctico  y  financiable para enfrentar la crisis
. 
•El  Banco  Mundial,  donantes  bilaterales  y  fundaciones  privadas    deberían financiar a la OPS y ONUSIDA para que suministren los medicamentos y productos necesarios  en  el  país  y  financien  a instituciones  académicas  y  sociedad  civil  venezolana para documentar la crisis y realizar la investigación epidemiológica, especialmente   entre   poblaciones   clave   y   vulnerables   como   comunidades   indígenas.
•El  sector  privado  y  otros  entes  de  apoyo  pueden  ayudar  donando comida, fórmulas lácteas,  medicamentos,  pruebas  médicas,  jeringas  y  otros  productos  esenciales.

CUARTO MOMENTO. El gobierno venezolano debe respetar, promover y cumplir con el derecho a la salud:
•Abriendo un corredor humanitario para permitir la entrada de ayuda al país,
•Publicando sus investigaciones y boletines epidemiológicos, y
•Presentando un estimado del costo y planes de salud para 2018.
Conozca el artículo completo y el informe en el siguiente link: