17 febrero 2017

REINICIA OPERACIONES ONUSIDA EN VENEZUELA



Como todos y todas sabemos, el Programa de las Naciones Unidas para el Sida (ONUSIDA) había cerrado sus oficinas en Venezuela en los últimos años, por múltiples razones; algunas comprensibles, otras incomprensibles para quienes trabajamos desde las Organizaciones de la Sociedad Civil y que tenemos servicios en VIH y SIDA.
Venezuela cuenta nuevamente con un Oficial de País para el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y Sida (ONUSIDA).  En esta oportunidad, se trata de la doctora Regina López, quien se desempeñó previamente como Oficial, responsable del área de Salud Sexual y Reproductiva en el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) en Caracas.
Cátedra de la Paz y Derechos Humanos “Mons. Oscar A. Romero de la Universidad de Los Andes, AC Jóvenes Creadores de Conciencia conjuntamente con la Liga Merideña de Lucha contra el Sida, estuvieron presentes en la reunión convocada por la Oficial de País de ONUSIDA en Caracas, el pasado 30 de Enero del 2017.
En esta reunión realizadas en las instalaciones del PNUD en Caracas, estuvieron presentes los miembros de Organizaciones de la Sociedad Civil  como ACIVA, Acción Ecuménica, Musas, Acción Solidaria, ACCSI, Red Venezolana de Gente Positiva, Liga Merideña (Mérida), Cátedra de la Paz, Jóvenes Creadores de Conciencia (Mérida), ALVI (Carabobo), MAVID (Aragua), Stop VIH (Margarita),  Cruz Roja, entre otras.  
La doctora Regina López oficial de ONUSIDA, escucho todas las solicitudes desde las organizaciones acerca de la situación que se está viviendo en el país por no tener medicamentos para las personas que viven con VIH/sida, enfermedades oportunistas, no existe presupuesto para proyectos de prevención, no hay preservativos, actualización de la cascada de tratamiento, entre otras. 
Asimismo, las organizaciones presentes solicitaron a la oficial ONUSIDA considerar  realizar todos los esfuerzos para incidir en las autoridades sanitarias nacionales, en temas como la actualización de los datos estadísticos y epidemiológicos que faciliten el proceso para conocer el comportamiento de la epidemia en el país; esto permitiría diseñar estrategias eficaces para reducir el impacto del VIH en nuestro país, incluyendo campañas educativas para la prevención y sensibilización que contribuyan a reducir las cargas de estigma y discriminación, así como impulsar gestiones para agilizar trámites de compra de condones, masculinos y femeninos, en cantidades proporcionalmente adecuadas para  la población venezolana.  
Concluyeron las organizaciones del sector VIH ante ONUSIDA, en relación a la crítica situación de salud en Venezuela, es importancia  sincerar la información.
De esta forma, se dio el primer paso para tener una visión de la situación desde ONUSIDA Venezuela; quedando fortalecer esta instancia en los futuros años para que pueda cumplir con los compromisos adquiridos por Venezuela en el seno de Naciones Unidas relacionado con el VIH y Sida.
Se espera desde la Organizaciones de la sociedad civil y desde ONUSIDA lograr mediar ante el estado esta situación que está afectando a los usuarios y familiares que viven a la experticia de que si no consiguen el medicamento pueden morir.
Mayor información: previniendocontigo@gmail.com con la Lcda. Diana Lobo, Cátedra de la Paz.      

15 febrero 2017

NOTI-RED: VIH SE EXTIENDE EN COMUNIDADES WARAO EN VENEZUELA



Una situación sumamente grave está ocurriendo en la comunidad indígena de San Francisco de Guayo, parroquia Padre Barral, municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro.

27 aborígenes de la localidad sería el número de fallecidos hasta los momentos por diferentes causas, donde la constante es la falta de atención médica oportuna.

El médico y activista de los derechos indígenas, Jesús Jiménez denunció que esta cifra cuenta tan sólo las muertes ocurridas desde finales de mes de diciembre del año 2016 hasta el 31 de enero de 2017.

Hasta los momentos no se saben con exactitud las causas de los decesos, pero Jiménez fue enfático al señalar que el hospital de la comunidad de San Francisco de Guayo no cuenta con insumos médicos, ambulancia fluvial que sirva de transporte a los pacientes, ni con energía eléctrica.

También reseñó que la población del bajo Delta en la actualidad está siendo atacada por enfermedades como la diarrea, vómitos y VIH SIDA que en los últimos tiempos se ha propagado en las comunidades warao, en una problemática que incluso ha sido reconocida por las autoridades sanitarias locales.

El año pasado, la jefe del Departamento de Virología Molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, Flor Pujol, advirtió que la alta incidencia del VIH en los waraos en el Delta del Orinoco podría diezmar a esta población.

Importante recalcar también que en días recientes, residentes de la comunidad de Guayo realizaron un llamado de atención a las autoridades de salud del estado, señalando que existe comunidad indígena que desapareció en su totalidad por causa del VIH SIDA, y que en la actualidad existe otra comunidad cercana a Guayo que está corriendo el mismo riesgo.

“Por favor hermanos, el Sida está acabando con otra comunidad, ayer murió un muchacho y ahora mismo está grave, y lo más triste de este problema es que son jóvenes” exclamó uno de los protestantes.

Las autoridades de salud de la región siguen sin dar cifras oficiales, ni se han pronunciado; sin embargo, varios médicos residentes que trabajan en estos pueblos indígenas han realizado informes alarmantes sobre los casos de Sida, pidiendo a sus superiores mayor atención para contrarrestar la propagación de la enfermedad, pero tampoco han sido tomados en cuenta.

La comunidad San Francisco de Guayo es una las comunidades más grandes del municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro y cuenta con una población de aproximadamente 4 mil habitantes.



13 febrero 2017

NOTI-RED: FONDO MUNDIAL NIEGA AYUDA HUMANITARIA A VENEZUELA



No solo es que su moneda está en caída libre durante tres años consecutivos, las estanterías en los supermercados están vacías y y sufre de racionamientos eléctricos, sino que además Venezuela tiene una grave escasez de medicamentos que salvan vidas, entre ellos los medicamentos anti-VIH.

Esto llevó a una red de venezolanos que viven con el VIH a buscar “ayuda humanitaria urgente” en junio de 2016 ante el Fondo Mundial para la Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, con sede en Ginebra, Suiza. Pero debido a que el Banco Mundial clasifica a Venezuela como una nación de altos ingresos, el Fondo Mundial negó la solicitud el 18 de enero. “Como una agencia que depende de las donaciones de múltiples partes interesadas, el Fondo Mundial no está en condiciones de conceder ninguna excepción a sus reglas“, escribió el Director Ejecutivo Mark Dybul y presidente del consejo Norbert Hauser.

Se calcula que 110.000 personas en el 2015 viven con VIH en Venezuela, y al menos 63.000 de ellas han comenzado el tratamiento antirretroviral (ARV), dice Feliciano Reyna Ganteaume, cuya ONG Acción Solidaria, con sede en Caracas, provee a las personas infectadas con el VIH con ARVs. “La situación es mucho peor de lo que uno puede describir“, dice. Cuando el gobierno toma medidas, las órdenes de drogas son colocadas tarde y no pagadas a tiempo, causando interrupciones que han durado más de 3 meses. “No hay ni un mes sin recibir quejas por falta de uno o más ARVs de uno o más estados venezolanos“, dice. Los reactivos para las pruebas necesarias para monitorear a las personas que reciben tratamiento también son escasos.

Una petición en change.org exhorta al Fondo Mundial a que reduzca su política hacia los países de altos ingresos, dada la situación extrema. La política ha conducido previamente a recortes en la financiación del VIH / SIDA a varios países de Europa del Este, un movimiento muy criticado por los defensores de esos países. A medida que la asistencia internacional para el VIH / SIDA ha disminuido constantemente en los últimos años, el Fondo Mundial ha presionado más a los gobiernos para que paguen sus propias cuentas.

La petición señala que además de un “grave déficit de tratamiento antirretroviral“, Venezuela no tiene suficientes condones, kits de prueba de VIH o suministros básicos para diagnosticar y tratar la tuberculosis, un riesgo importante para las personas que viven con el virus del SIDA. “Esto no es una petición política y no busca establecer una posición sobre la situación actual del gobierno“, dice. “Este es un llamado humanitario para evitar el genocidio de los venezolanos que viven con el VIH“.

Los líderes del Fondo Mundial -que en particular tardaron seis meses en responder a la solicitud urgente original de ayuda- escribieron que habían “coordinado con nuestra red de socios para ver quién estaría en condiciones de ayudar”.
Por Jon Cohen en Science Magazine | Traducción libre del inglés por lapatilla.com
https://www.lapatilla.com/site/2017/02/07/fondo-mundial-niega-ayuda-humanitaria-anti-vih-porque-venezuela-es-una-nacion-de-altos-ingresos/